Una duda común a la hora de adquirir nueva bicicleta es la de qué material es mejor para el cuadro de la bici. Normalmente, encontraremos dos materiales principales: el aluminio y el acero. ¡Y te contamos cuál puede ser mejor para ti!

Sin duda, el material más universal; es decir, el más usado, es el aluminio. Sin embargo, en los últimos años, sobre todo en el mundo del cicloturismo, el acero ha venido pisando fuerte. ¡Te mostramos algunas de sus diferencias principales!

  • En cuanto al peso, el aluminio suele ser un material más ligero que el acero. Por eso, es importante que tengas en cuenta la importancia que tiene para ti la ligereza de tu bicicleta.
  • El mantenimiento suele ser sencillo en ambos casos, aunque es cierto que el aluminio suele ser más resistente a rasgos generales.
  • El acero, sin embargo, es el material perfecto cuando hablamos del control sobre la bicicleta. Es un material ideal para absorber los impactos en una ruta.
  • Por último, también a rasgos generales, el acero suele ser algo más resistente en cuanto a los impactos o roturas, aunque, como has visto, no al paso del tiempo o la corrosión.