Uno de los problemas comunes en muchos ciclistas son las rozaduras del sillín. Aunque no conllevan grandes daños, lo cierto es que se trata de algo molesto e incómodo. Por eso, queremos ayudarte con algunos consejos para evitar las rozaduras del sillín de la bici. ¿Quieres conocer de qué se trata? ¡Vamos allá!

  • Utilizar vaselina puede ser una gran ayuda para evitar las rozaduras del sillín. Póntela antes de salir en bici, sobre todo en glúteos e ingles. Esto hará que se cree una especie de película alrededor de tu piel, evitando el roce. ¡También existen cremas específicas para ello!
  • No uses ropa interior debajo del culotte. Este es otro de los consejos que podemos darte. Utilizar ropa interior puede conllevar grandes rozaduras y no lo queremos. Como es normal, tu ropa interior no estará diseñada específicamente para el ciclismo. ¿Por qué llevarla?
  • Ir depilado puede ser algo que también te ayude a evitar la irritación que conlleva el rozamiento con el sillín. Si, además, le añadimos la existencia de vello… ¡Puede no acabar bien!

Y el consejo más importante… ¡Ante cualquier sospecha: actúa! Es importante que no dejes pasar el tiempo, ya que las rozaduras irán ganando importancia y, por ende, tú ganarás dolor.