Aunque parezcan todos “iguales”, lo cierto es que no lo son. Existen numerosos tipos de cascos para bicicleta diferentes, dependiendo del deporte que practiquemos o de los beneficios que queramos obtener con su uso. Por ello, en este post, te hablaremos sobre los distintos tipos de cascos que existen. ¡Vamos a por ello!

Casco de Mountain Bike

El casco de Mountain bike es un tipo de casco para realizar ciclismo de carreta. La protección del cráneo del ciclista es su principal máxima en el proceso de creación, diseño y fabricación. No obstante, poseen otras características, como las que te mostramos:

  • Buena ventilación
  • Pequeña visera en la parte frontal
  • Posee poliestireno para una mayor protección
  • La forma aerodinámica sí es importante

Casco de Ciclismo de carretera

Los cascos de Ciclismo de carretera son, como su nombre indica, aquellos cascos pensados para realizar ciclismo de este tipo. Son los más ligeros del mercado por el uso que se les dan, y cuentan con algunas características que te mostramos a continuación:

  • Parte trasera elevada
  • Muchos orificios de ventilación
  • Llevan menos protección que los primeros
  • Algunos de ellos poseen visera

Cascos urbanos

Son los cascos indicados para circular en bici por núcleos urbanos. Suelen ser ligeros y la faceta estética es una de las que más importancia tiene en su proceso de diseño. Además, suelen poder ser utilizados para otros medios de transporte como los patinetes eléctricos. Por tanto, no son unos cascos pensados específicamente y únicamente para ciclismo, pero sí son utilizados para ello.

Sus características principales:

  • Diseño estético y cuidado
  • Poco pesados
  • La sencillez es su máxima
  • Pocos orificios de ventilación
  • Su faceta aerodinámica no es primordial